Warner Bros una nueva identidad de cara al futuro
Por: César León En: febrero 12, 2020

Un equipo de Pentagram, trabajó con Warner Bros. en una nueva identidad y estrategia de marca que utiliza en la extensa herencia de la compañía para posicionarse de cara al futuro, con la vista puesta en el centenario del estudio que tendrá lugar en 2023. El proyecto actualiza el icónico escudo «WB» y lo convierte en la base de un sistema de identidad integral, que incluye, además, un tipo de letra personalizado inspirado en el logotipo.

Es obvio pensar que WB solo necesitaba una versión más ágil y compatible con los medios digitales de su identidad. No se pretende marcar ningún cambio estratégico de la empresa, en este sentido, que el escudo con el monograma WB en tonos dorados y mucho volumen se veía anticuado: «el nuevo monograma es en realidad una versión mejor resuelta y más pulida del logotipo anterior. El escudo se hizo más condensado y los caracteres WB se redibujaron».

Como explican en la nota de prensa, “Warner Bros. ha sido reconocido durante mucho tiempo como un pionero de la industria, presentando innovaciones como las primeras películas sonoras, y algunas de las primeras a color. El estudio también fue responsable del desarrollo de innovadores efectos especiales para películas como «Matrix» que reconfiguran las posibilidades de contar historias increíbles”.

En este renovado sentido de enfoque se puede ver en las líneas limpias del logotipo redibujado. El escudo de Warner Bros. es uno de los logotipos más icónicos del mundo, una abreviatura visual para el entretenimiento reconocida en todo el mundo. El símbolo se ha utilizado desde los orígenes de la empresa y se ha actualizado periódicamente a lo largo de las décadas. Warner Bros. quería aprovechar este legado y hacer que el escudo fuese más funcional y efectivo. La versión anterior, presentada en 1993, era muy detallada y difícil de usar a pequeña escala y en contextos digitales, que son cada vez más importantes.

En general, es un rebrand que parece que funciona muy bien. Lo único que criticará es el trillado uso del recurso de justificar el rediseño inscribiendo el escudo dentro de una retícula de proporción áurea… no era necesario regresar de su tumba a Fibonacci.

FUENTE: gtechdesign