4dm1n agosto 6, 2019
Por qué Apple dejará de escuchar tus conversaciones con Siri (temporalmente)

Google y Apple acaban de anunciar que dejarán de escuchar las grabaciones de voz capturadas por sus asistentes virtuales Assistant y Siri y por sus parlantes inteligentes Google Home y HomePod. Al menos, por ahora.

Las compañías -que reconocieron que llevan a cabo esta práctica para «mejorar» sus servicios- están buscando soluciones alternativas para no infringir la ley con el uso indebido de esta tecnología.

La polémica surgió en abril de este año, cuando Bloomberg reveló que Amazon tiene trabajadores que escuchan y transcriben las conversaciones de sus clientes con Alexa, su asistente. Después, Apple y Google reconocieron que también lo hacen, aunque de forma anónima.

Los empleados de Amazon, Apple y Google que escuchan lo que hablas con tus dispositivos
«Alexa, deja de escucharme»: cómo averiguar y borrar todo lo que el asistente virtual de Amazon sabe sobre ti
Pero la publicación de un informe publicado el pasado viernes 26 de julio por el diario británico The Guardian volvió a encender el debate.

¿Qué dice el informe?


En la investigación, un «informante» anónimo que aparentemente trabaja para Apple le contó al periódico que varios contratistas externos usados por la empresa estadounidense escucharon conversaciones de personas practicando sexo o discutiendo información médica confidencial.

Siri y otros asistentes de voz pueden «despertarse» por error de manera accidental si escuchan una frase de activación , como «Oye, Siri».

Pero según el reporte de The Guardian, también pueden activarse de otras maneras; por ejemplo, con el sonido de una cremallera.

¿Qué dicen las tecnológicas?
Apple dijo que dejará de hacer las escuchas en todo el mundo.

Google suspendió la práctica en la Unión Europea el 10 de julio -aunque no lo hizo público hasta ahora- y declaró que seguiría haciéndolo durante al menos tres meses.

Amazon no quiso hacer declaraciones al respecto cuando fue consultado por la BBC. En junio, Dave Limp, ejecutivo a cargo de Alexa, dijo que solo «una pequeña fracción del 1%» de sus grabaciones de voz son escuchadas por humanos.

Pero también dijo que los términos y condiciones de la compañía podrían haber sido más claros al respecto.

Las tecnológicas dicen que tiene empleados que «evalúan» las grabaciones de voz para «mejorar» la precisión de sus asistentes personales a la hora de manejar peticiones, y que toman medidas para que el proceso sea anónimo.

Google, por ejemplo, distorsiona las grabaciones antes de que su personal las escuche para no desvelar la voz del usuario.

Sin embargo, muchos usuarios dijeron que no supieron de este tipo de prácticas hasta la publicación del informe de Bloomberg hace cuatro meses.

«Estamos comprometidos a ofrecer una gran experiencia de Siri al mismo tiempo que protegemos la privacidad del usuario», explicó Apple en un comunicado.

«Mientras llevamos a cabo una revisión exhaustiva, hemos suspendido la evaluación de Siri a nivel mundial», agregó.

La empresa también dijo que en el futuro los usuarios deberán dar su consentimiento explícito -en lugar de por defecto, como ahora- para que se produzcan las grabaciones.

En Alemania, las autoridades de protección de datos de Hamburgo lanzaron una investigación sobre Google con la que la compañía está cooperando.

El reconocimiento de voz son «altamente riesgosos» desde el punto de vista de la privacidad, dijo el comisario Johannes Caspar en un comunicado de prensa. «Su uso debe ser transparente para que los usuarios puedan dar un consentimiento informado».