Noticias Tecnología
Por: César León En: abril 24, 2020

1. Las niñas aprenden tecnología con Girls4Tech esta cuarentena

Mastercard amplió el acceso al currículo de su programa de educación en tecnología Girls4Tech, el cual busca impulsar las habilidades de las niñas en temas de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM, por sus iniciales en inglés), a través de un conjunto de nuevos recursos educativos creativos en línea. El programa ha sido diseñado para ayudar a los padres y maestros a involucrar e inspirar a las niñas de 8 a 12 años.

2. receta de campesinos para abastecer Medellín

«Es una forma de adaptarnos a lo que está pasando; si no fuera así, se estarían perdiendo los productos y no tendríamos un sustento», expresó Alejandra Bedoya, quien en la finca El Altico cultiva junto a sus padres limón, aguacate, yuca, arveja y tomate cherry, entre otros.

Entre canastas, cajas y bolsas repletas de coloridos víveres inician muy temprano los recorridos que permiten recolectar parte de la producción que vendían antes los fines de semana en parques de Medellín, dentro del programa Mercados Campesinos.

WhatsApp y sitios web han permitido la distribución de víveres, pero algunos no saben manejarlos.

3. 1 de cada 7 empleos desaparecerán por la tecnología después del Covid-19

Según el informe “Flexibility at Work” de Randstad, la tecnología cambiará el 30% de los empleos después del confinamiento. El estudio analiza las principales tendencias en el ámbito laboral y las previsiones de futuro tras el Covid-19, destacando la influencia que la automatización y la tecnología tendrán en la evolución del trabajo.

4. a niña española que enseña a programar en Youtube

Cuando se le pregunta que quiere ser de mayor, Valeria Corrales no titubea: «Quiero ser bioingeniería, para estudiar algunas enfermedades y buscar su cura». Valeria tiene sólo 11 años, pero habla con el desparpajo de quien lleva largos años dedicándose a la tecnología. En verdad, sabe que quiere dedicarse a la ingeniería desde que tenía siete años. «Mi padre me trajo una muñeca de Estados Unidos con varias piezas que tenía que montar para que pudiese hacer varias cosas y me encantó. Más tarde empecé a buscar tutoriales en Youtube sobre tecnología y robótica y como a los 8 o 9 años empecé a aprender a programar y a construir robots», recuerda.