Los cachorros más peligrosos
Por: César León En: junio 19, 2019

33 años después del mayor accidente nuclear que la humanidad recuerda, la vida en los alrededores de la central nuclear de Chernóbil sigue su curso.

Resulta que hay alrededor de un millar de perros abandonados, se trata de los descendientes salvajes de animales abandonados en Chernobyl que vagan por los pueblos fantasma dentro de la Zona de Exclusión, Razon por la cual debes acariciar a estos cachorros radiactivos.

Durante el desastroso accidente de la central nuclear de Chernobyl en 1986, la gente se apresuró a evacuar y muchos se vieron obligados a abandonar a sus perros. Ahora, como una especie de cuento de hadas de la era atómica, los descendientes salvajes de esos animales abandonados vagan por los pueblos fantasma dentro de la Zona de Exclusión de Chernobyl (CEZ, por sus siglas en inglés), un territorio de 2,590 kilómetros cuadrados alrededor de la planta destruida donde la contaminación es más severa.

Estos cachorros radiactivos han proliferado en las áreas silvestres de la zona afectada por la radiación, como muestra el documental «Cachorros de Chernobyl» del cineasta Drew Scanlon. Scanlon está produciendo una serie sobre viajes llamada Cloth Map, que lo llevó a conocer a algunos de los aproximadamente 900 perros callejeros de Chernobyl.

Son parte de un resurgimiento de las poblaciones animales en la zona, que está casi totalmente desprovista de personas y el daño ecológico que normalmente acompaña a los habitantes humanos. Los lobos han reaparecido en la CEZ durante las últimas tres décadas, y los jabalíes, venados y alces han prosperado en ausencia de asentamientos. Podrían pasar cerca de 20,000 años antes de que la zona vuelva a ser segura para el hábitat humano, así que este territorio se mantendrá intacto en gran medida en el futuro cercano.

En vista de que estos cachorros salvajes podrían transportar peligrosas partículas radiactivas en su pelaje, a los visitantes se les advierte que no los acaricien. Esto queda plasmado en algunas tomas del documental, en las que se ven cachorros que realmente anhelan una palmadita amistosa en el vientre por parte de los turistas.

Clean Futures cuenta con una campaña de crowdfunding abierta para que los perros de Chernóbil sean vacunados, limpiados y protegidos de enfermedades que, como la rabia, puede ser infectada a los muchos trabajadores y crecientes turistas que por la zona circulan. La idea es crear un refugio permanente que pueda tratarlos. Darles un hogar del que ahora carecen. echa un vistazo a algunos de los esfuerzos de recaudación de fondos