Las penalizaciones son la consecuencia inevitable de las técnicas de Black Hat
Por: vivi En: septiembre 22, 2018

Las penalizaciones son la consecuencia inevitable de las técnicas de Black Hat (todas las prácticas para la optimización de los motores de búsqueda que no siguen los estándares establecidos por Google) aplicadas en un intento de progresar en el juego del SEO.
La única prioridad debe ser identificar la causa de la penalización, afrontarla y con suerte solicitar su reconsideración.

Paso 1. Entender el problema

Google es honesto a la hora de comunicar sus razones para penalizar una web.
Google es libre de cambiar sus políticas en cualquier momento, incluso cambiar el alcance y el impacto de las penalizaciones, lo que puede afectar aún más a los sitios ya penalizados.

2. Corregir el problema

La solución a una penalización manual de Google casi siempre requiere dos pasos: centrarse completamente en el problema señalado en el mensaje de la Google Search Console y recopilar los datos suficientes para solucionar el problema.

Paso 3. Solicitar una reconsideración

Casi todas las penalizaciones manuales pueden ser retiradas después de uno o dos intentos. Además de esto, la justificación que se debe presentar a Google a través del Formulario de Solicitud de reconsideración es el último paso crucial.