La comunidad que construye y maneja su propia red wifi
Por: César León En: abril 1, 2019

Sudáfrica tiene una de las tasas de penetración de internet más altas del continente africano.
Y aun así, la gente que vive en lugares remotos no usa internet.
Sin embargo, la comunidad de Mankosi ha estado a la vanguardia de un experimento para paliar esta brecha.
Las dos principales barreras, son los precios y la accesibilidad.
Un gigabyte de datos cuesta en Sudáfrica siete veces más que en Egipto, por ejemplo.

Hasta 6.000 personas se benefician del proyecto, que empieza a expandirse.

Son los propios ciudadanos los que han construido la red y han formado una cooperativa para proveer servicios.
Son ellos los que la administran y venden el servicio.

Es una red de dispositivos de nodos dispersos que usa muy poca energía para funcionar.
Lo que la hace especialmente barata es que evita el sistema centralizado que usan las redes tradicionales de las empresas de telecomunicaciones.
Los nodos se comunican entre ellos y están alimentados por paneles solares.
La cooperativa se gestiona como un negocio.
Reúne dinero mediante la venta de la contraseña de internet y el dinero se reinvierte en el proyecto, que se llama «Zenseleni».
Significa «hazlo tú mismo».