El BBVA actualiza su logo después de 30 años
Por: César León En: junio 29, 2019

Con el principal objetivo de unificar su marca en todo el mundo, una de las mayores entidades financieras del mundo ha rediseñado su logotipo. BBVA está presente en en España, México, América del Sur, Estados Unidos y Turquía (donde no van a realizar, de momento, el cambio). Un rebranding con el que esperan ofrecer «una propuesta de valor única y una experiencia de usuario homogénea, propias de una compañía digital».

Un rediseño que ha sorprendido a muchos por las dos flechas en las que se han convertido la V y la A, y especialmente por la inestabilidad que genera la A un poco más elevada. Si como se suele decir, la primera impresión es lo que queda, de momento la primera impresión no ha sido muy buena.

¿Por qué sobresale la ‘A’ final del logo? ¿Por qué no está en línea con el resto? Los usuarios en redes sociales han preguntado sobre el nuevo diseño de BBVA y, sobre todo, por su A elevada.

‘Ascender’. Así se llama esta nueva ‘A’ que representa la oportunidad. Es una historia de crecimiento, un símbolo universal de prosperidad. Para muchos puede parecer que esta elevación es desordenada, pero nada que ver. Si hay algo que nos gusta en BBVA, es el orden.

Hasta la elección del arte final, se hicieron muchas pruebas y diseños que se testaron con clientes y no clientes de diferentes países. Se analizaron las opiniones de casi 5.000 personas, por lo que las decisiones se han tomado siempre basándose en datos y en la estrategia. Un trabajo de mucha gente y muchos equipos, que han buscado la excelencia en todo momento.

En todas las culturas ir hacia arriba es ir hacia adelante, es crecer y una oportunidad. Si la A final de BBVA estuviera en línea con el resto de letras, se podría interpretar que simplemente se ha hecho un cambio de tipografía, pero no es así. El nuevo logo de BBVA es una muestra tangible de que la transformación del Grupo es imparable.

Y es que la nueva marca ha despertado mucho interés entre los usuarios de redes sociales, que se han sorprendido con la nueva imagen. BBVA lleva planteándose tener una única marca global desde hace mucho tiempo, y es ahora el momento. Esta campaña global demuestra que solo hay #oneBBVA. Una campaña que muchos no se esperaban de un banco.

Desde prácticamente 1988 el logo del BBVA no había cambiado, así que después de más de 30 años, parece lógico que la marca necesitaba un reset.

Lo Positivo
Actualizar la marca era una necesidad a voces. El mundo, y más el de la banca, ha evolucionado mucho y un logo más tipográfico, menos decorativo y más simplificado era necesario. Con este logo será más fácil adaptar a formatos minúsculos, y sobre todo al mundo digital, donde BBVA es líder mundial.

Las flechas dotan al banco de una nueva iconografía que le hace más cercano a la tecnología, a internet, al mercado de valores (sube y baja), a flechas, o como sale en el vídeo promocional a picos y valles. Todo muy tópico, algo muy normal si atendemos a que se trata de un banco muy conservador.

La tipografía está redondeada en sus vértices lo que seguro agradecerán rotulistas y viniladores que podrán desarrollar rótulos y señalética (a veces de tamaños desmesurados) de un modo más sencillo y eficaz.

Lo Negativo
Más allá de las típicas bromas sobre que ahora parece más una marca de ascensores que de un banco, lo que sí es evidente es que ahora la marca ya no es BBVA sino BB y dos flechas.

Se ha perdido la unidad de las cuatro letras y eso para una marca global puede ser un gran problema, sobre todo para los nuevos clientes que pueden creer que el banco se llama BB y no BBVA.

De esta manera, el nuevo logo conservará los elementos ya conocidos de la marca como el color y el uso de mayúsculas, pero traerá una nueva tipografía y un diseño que le dará más versatilidad y funcionalidad en plataformas digitales y canales digitales.

En Colombia, BBVA ya había realizado un cambio en su marca en 2004 cuando pasó de llamarse BBVA Banco Ganadero a BBVA Colombia.

Fuente: BBVA